MÉTODO SUZUKI

La escucha, la imitaciÓn, la observaciÓn y el amor son pilares fundamentales para que el aprendizaje se cimiente. este método enseÑa no solo a tocar un instrumento, también ayuda al desarrollo integral de la persona.

INTRODUCCIÓN

Shinichi Suzuki fundó este método bajo el lema «Todos los niños pueden» donde la habilidad humana se puede desarrollar.
El aprendizaje se realiza en familia desde los 3 años y hasta la edad adulta.

Lazo musical utiliza el método Suzuki para fortalecer el vínculo entre padres e hijos.

Pilares DEL MÉTODO SUZUKI

primero el caracter

El amor y la perseverancia de los padres y la profesora guían al niño en el desarrollo de sus valores. Primero va el carácter y luego el talento.

lenguaje de la lengua materna

Todos los niños aprenden a través de la imitación y la escucha diaria de las canciones, al igual que aprendieron a hablar.

el ritmo de cada niÑo

Con perseverancia, paciencia y repetición la habilidad se desarrolla al ritmo único de cada niño.

educaciÓn del talento

Cualquier niño adquiere habilidad a través de la experiencia y la repetición con la ayuda de la profesora y los padres. Por ello todos los niños pueden.

ACOMPAÑAMIENTO

El acompañamiento en el proceso de aprendizaje es vital para su desarrollo.

cuidado del entorno

Un entorno rodeado de los estímulos adecuados crea capacidades superiores en cada niño y contribuye al desarrollo emocional.

El Método Suzuki del dr. Suzuki se basa en la idea de la lengua materna. Los niños aprenden a tocar el instrumento rodeados de sonidos al igual que aprendieron a hablar. El dr. Suzuki observó que cualquier niño podía aprender a hablar su lengua materna con gran exactitud. Esto le condujo a la conclusión de que si un niño esta rodeado de sonidos musicales puede desarrollar la habilidad musical de forma tan extraordinaria como desarrolla el habla.

¿HABLAMOS?

PARA MÁS INFORMACIÓN PUEDES ESCRIBIR A REBECA@LAZOMUSICAL.COM O LLAMAR AL +34 653 125 527

DESDE LOS 3 AÑOS

La educación del talento permite el aprendizaje de niños desde los 3 y 4 años. A esta edad absorben con mayor profundidad la experiencia y los sonidos.

El aprendizaje desde edades tempranas, fortalece el vínculo con el profesor y los papás,  lo cual ayuda a que el desarrollo de la habilidad sea más profundo. El aprendizaje se convierte en algo kinestésico donde la experiencia corporal se une con la experiencia sensorial y emocional.